Encuesta de 2011 acerca de la visibilidad del traductor literario

10/04/2012

Durante la pasada Feria del Libro de Granada realizamos, por tercer año consecutivo, una encuesta acerca de la visibilidad de la figura del traductor literario, con la idea de invitar a la reflexión, recabar información sobre la opinión de los lectores y animar al público encuestado a asistir a los actos que organizamos.

Acabamos de publicar los resultados en la sección dedicada a las encuestas, que se suman a los análisis efectuados en 2010 y 2009.

De los datos recabados, nos alegra especialmente comprobar que cada vez hay un mayor número de lectores que comprueba quién es el traductor de las obras que leen y que puede indicar el nombre de alguno. Además, cada vez hay más personas que afirman que tendrían en cuenta quién es el traductor de una obra para decidirse a comprarla o decantarse por una edición u otra.

Os invitamos a echarle un vistazo y a opinar al respecto.

Imagen procedente de: fcom.us.es/fcomblogs/vazquezmedel/tag/borges/


Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el mundo profesional pero nunca se atrevió a preguntar

09/04/2012

Un año más, miembros del grupo Tibónidas pusieron su experiencia profesional al servicio de los alumnos de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada en las V Jornadas de Orientación Profesional organizadas por la Facultad. El 16 de marzo, Virginia Paradés y Daniel Cortés plantearon a los estudiantes el dilema «Asociarse o morir», charla en la que expusieron las múltiples ventajas que ofrecen las asociaciones de traductores al profesional, mientras que el 30 del mismo mes, Carmen Montes y Purificación Meseguer sintetizaron, bajo el título «El traductor de libros: atlas de la industria editorial», el estatus jurídico del traductor de libros, haciendo especial hincapié en la Ley de la Propiedad Intelectual y la negociación con las editoriales.

Imagen

Purificación Meseguer y Carmen Montes frente a los alumnos de la FTI


Concurso XXXI Feria de libro de Granada

03/04/2012

El grupo Tibónidas y ACE Traductores organizan un concurso con motivo de la XXXI Feria del Libro de Granada. En esta ocasión, buscamos personajes muy especiales: ¡los traductores! Si quieres participar, solo tienes que encontrar una novela en la que alguno de los personajes, principal o secundario, sea un traductor y enviarnos la frase o el párrafo más representativo donde aparezca. La frase o el párrafo descriptivo más curioso recibirá como premio un lote de 5 obras francesas traducidas al español, donadas por la Fundación Consuelo Berges y ACE Traductores.

Bases del concurso

– Se deberá incluir el párrafo o la frase donde se describe o aparece el traductor, así como el título de la obra en cuestión y el nombre del traductor de la obra si se trata de una obra traducida.

– Los participantes pueden escribir sus reseñas en forma de post en la página de Facebook o en forma de comentario aquí, en el blog de Tibónidas. Se aceptan propuestas hasta el día 28 de abril, día en que termina la feria. No hay límite en el número de reseñas por participante.

– El nombre del ganador se anunciará el 2 de mayo en el blog y en las páginas de Facebook de Tibónidas y ACE Traductores.


Vamos a la universidad

11/03/2012

El grupo Tibónidas participará en las V Jornadas de Orientación Profesional de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada con las charlas “Asociarse o morir: un dilema para el profesional de la traducción” y “El traductor de libros: atlas de la industria editorial”. Estas jornadas, dirigidas al alumnado de la Facultad, se celebrarán del 9 de marzo al 13 de abril de 2012.

 

Mapa astral editorial 2011: las editoriales españolas en 56 constelaciones (http://www.anatomiadelaedicion.com)


Haddad y su voz española

01/11/2011

David Villanueva introduce el acto

A pesar de que en el mismo momento se celebraba un partido de liga entre el Granada y el Barça, fueron más de 60 personas las que acudieron el día 25 por la tarde a la Sala Val del Omar de la Biblioteca de Andalucía para escuchar al escritor Hubert Haddad leyendo y comentando en francés fragmentos de sus obras Viento de primaveraPalestina (Premio Renaudot 2009 y Premio de los Cinco Continentes de la Francofonía 2008), y a su traductora Purificación Meseguer leyendo la versión que hizo de estos mismos textos para la edición española de ambas obras.

Haddad firma un ejemplar de Viento de Primavera

El crudo y a la vez poético estilo del autor francófono traspasó las barreras del papel para emocionar al público allí congregado. Al mismo tiempo, los asistentes tuvieron una ocasión única para comprobar hasta qué punto la técnica y la personalidad de un traductor son aspectos vitales a la hora de verter un texto extranjero a nuestro idioma. Tras el acto, titulado «Haddad a dos voces» y presentado por David Villanueva, editor de Demipage que ha publicado la obra de Haddad en España, el escritor y la traductora firmaron ejemplares de ambos libros.

La actividad, organizada por el grupo Tibónidas y ACE Traductores con la participación de las asociaciones ASETRADAPTIC, así como de la Embajada francesa y la Alianza Francesa, cumplió con su doble objetivo: dar a conocer al comprometido escritor al público granadino y reivindicar la figura del traductor como autor de sus traducciones. Y, por supuesto, brindar una inolvidable experiencia poética multilingüe a los enamorados de las letras francesas.

La editora Laure Leroy, Haddad, Meseguer y Villanueva


Traducir (con el corazón) para romper fronteras

26/10/2011

Hubert Haddad y Laure Leroy

El autor parisino Hubert Haddad y su editora Laure Leroy, directora de Zulma, llegaron a Granada el día 24, junto con las primeras nieves, para contagiarnos su relación apasionada con la literatura. Fue una visita breve, pero muy intensa, en la cual pudieron tener su primera impresión de la histórica ciudad, cuyo pasado de convivencia étnica y cultural refleja los propios orígenes árabes y judíos del comprometido escritor. Al día siguiente, al mediodía, se sentaron con la traductora y el editor de Haddad en España, Purificación Meseguer y David Villanueva, para conversar al hilo de las preguntas de María Teresa Gallego Urrutia, presidente de ACE Traductores, que había acudido a Granada desde Madrid para la ocasión. Un público de cerca de 80 personas abarrotaron el aula 15 del Palacio de las Columnas de la Facultad de Traducción e Interpretación.

María Teresa Gallego y David Villanueva frente al nutrido público

Inició la mesa redonda María Teresa Gallego, que presentó a los ponentes exponiendo la importancia del editor como vínculo entre traductor y escritor, si bien estos últimos son los verdaderos protagonistas en la obra literaria. David Villanueva coincidió a la hora de destacar la importancia de la traducción en el trabajo editorial. Afirmó que todo lo que sabe lo ha aprendido gracias a la literatura, y en muchos casos a través de las traducciones. Sin ellas, no habría accedido a esta fuente de conocimiento, y por ello la traducción es un acto de revelación, y al mismo tiempo de creación, de interpretación personal de una obra. En efecto, el reto de traducir no se resuelve mediante una fórmula matemática. Siendo tan importante el vínculo entre autor y traductor, el director de la Editorial Demipage procura encargar a un mismo traductor toda la obra de un escritor para que el resultado se deba a un mismo tándem creativo. También señaló que la traducción es la que permite a la obra traspasar fronteras y dar miles de viajes. Villanueva no duda en embarcarse en cualquiera de estos viajes, diciendo: «Al leer el trabajo de un traductor, me dejaré llevar por su forma de escribir, por su forma de entender al autor».

El escritor y Purificación Meseguer

Hubert Haddad intervino a continuación para decir que lo más difícil del proceso de traducir es «transmitir las sensaciones que la obra genera en el propio traductor. El traductor no se apropia de la obra original ni la mejora, sino que crea su propia obra de arte». Por ello, «se le puede considerar también un escritor, que trabaja con lo sutil para ir más allá de la fuente». Gran conocedor de las letras, Haddad es consciente de que la traducción no es ajena a las corrientes de cada época. Con el tiempo, explica, la forma de traducir evoluciona, para que el público se reconozca en cada una de las traducciones de una obra.

La traductora Purificación Meseguer confesó que «el escritor puede resultar algo ajeno e inaccesible, pero al mismo tiempo el traductor desarrolla cierto grado de intimidad con él al diseccionar su obra». Villanueva, que ha ejercido en diversas ocasiones la labor de traductor, llevó más allá estas palabras, diciendo que el traductor crea una burbuja para él y su autor, y, refugiado en ella, pone en marcha su labor de interpretación de la obra.

¿Es imprescindible que el traductor entre en contacto para ejercer su trabajo, o es libre para tomar sus propias decisiones? Villanueva no lo duda: «El traductor debe jugársela, tomar decisiones arriesgadas, pero siempre siguiendo un criterio documentado y trabajado, un nivel de comprensión grande de la obra». María Teresa Gallego, traductora por su parte de grandes clásicos de la literatura francesa, recordó que no siempre es necesario o incluso posible entrar en contacto con el autor, a veces por la sencIlla razón de que llevan siglos enterrados.

Haddad, Meseguer, Villanueva y Gallego

Seguidamente, Haddad nos demostró su exquisita sensibilidad describiendo cómo espera que el traductor trate su obra. «No hay que traducir a trozos, capítulo por capítulo», afirmó, «sino tratar la obra en su totalidad viva, orgánica, impulsiva.» Para ello, «el traductor debe tener una implicación visceral, emocional y afectiva con el autor. Se puede haber traducido muy bien una novela desde el punto de vista técnico sin haber transmitido la emoción, la pasión, sin haber creado la magia que pedía la obra». Así pues, lo que hace el traductor ideal es «asimilar una obra apasionadamente para restituirla en otra lengua, en otro lugar, a otra forma de pensar». Así lo resumió Villanueva: «El traductor se deja seducir por la obra con sus matices, y al fin y al cabo interpretarla a su manera. Con todos los ingredientes a su disposición, puede dejarse llevar y volar».

A la pregunta de cómo puede abrirse camino profesionalmente un traductor, Meseguer contestó sin dudarlo que es esencial asociarse para entrar en contacto con el mundo laboral; de lo contrario, el traductor se encuentra perdido y solo. Villanueva matizó: «Para el traductor, su labor debe ser ante todo una pasión, un juego, pero no necesariamente una profesión». Las dos profesionales de la traducción presentes en la mesa discreparon. «No aislarse es importante, no sólo para evitar ser vulnerable», subrayó Gallego, «sino para que el juego que es la profesión se amplíe a sus colegas.» En este sentido, es preferible colaborar con otros traductores, recibir sus sugerencias, que trabajar en solitario delante del ordenador. Haddad, que ha formado parte de diversos grupos literarios, tiene una experiencia similar. El escritor trabaja a menudo en contacto con sus compañeros, de lo contrario se arriesga a quedar cada vez más aislado.

Pablo Sánchez, alumno de la FTI, tradujo las palabras de Haddad

La editora Laure Leroy cerró la mesa proponiendo un ejercicio: leer  una obra traducida, aunque no conozcamos el idioma de origen, con un prisma nuevo: estudiar los procesos mentales por los que ha pasado el traductor al realizar su trabajo. Se trata de un juego más que puede practicar el profesional de la traducción  para desarrollar el precioso talento en el que se centró la charla: la capacidad intuitiva y visceral del traductor para ponerse en la piel de otro. Traducir, en efecto, es romper fronteras: no solo lingüísticas, sino, sobre todo, personales.


Hubert Haddad, en Granada

24/10/2011

Os recordamos los actos previstos para el martes día 25 de octubre:

Traducir para romper fronteras: mesa redonda con Hubert Haddad, Purificación Meseguer (traductora) y David Villanueva (editor). Modera: María Teresa Gallego Urrutia (presidente de ACE Traductores). A las 13.00 h en el aula 15 del Palacio de las Columnas de la Facultad de Traducción e Interpretación (C/ Puentezuelas, 55).

Haddad a dos voces: lectura bilingüe de fragmentos de las obras Palestina (premio Renaudot 2009) y Viento de primavera a cargo del escritor y su traductora. Tras el acto, presentado por David Villanueva de Demipage, Haddad y Meseguer firmarán ejemplares de estos libros. A las 20.30 h en la Sala Val del Omar de la Biblioteca de Andalucía (C/ Profesor Sainz Cantero, 6).